Abeja dormilona almorzó mucha miel


Abejas y colmena

Sabor de flores, néctar de sol.
La abeja reina, toma su miel.
Color de nubes, destellos de amor,
¡La abejita, está muy bien!

Destella su miel de oro,
la abejita, esta llenita y sonriente,
guarda su gran tesoro,
en su cocina, dulce y reluciente.

Abeja dormilona

La abejita dormilona
con sus alas transparentes
es también muy glotona,
lo dice toda la gente.

La abeja durmiente,
con sus sueños de fantasías.
La besa una serpiente,
Y se van sus alegrías.

Despierta, despierta,
abejita dormilona,
lari, lira, liralá.

Lo que sueñas no es verdad.
Pesadilla de gelatina,
con sal y resina.


©Venus Maritza Hernández