Poemas y cuentos infantiles, de: animalitos, naturaleza, fiestas, escuelita y más. Educación y entretenimiento. Poemas de amor, social, artículos científicos, ensayos, gótico, surrealismo.

domingo, febrero 16, 2020

El camino

El amor de Dios y su camino

El amor de Dios estará siempre con nosotros, si todos tenemos el corazón como un niño.


El amor de Dios y su camino es bendición

El amor de Dios guía mis pasos, y el de mis luces.
porque su hijo Jesús nos conduce en su camino.



La paz y al amor residen en nuestro espíritu,
pues ellas manifiestan su poder bienhechor mediante el respeto,
la comprensión, la empatía, y la sabiduría.

Quien no conozca a Dios, debe buscarlo, y quien lo conozca,
en primer lugar:
obedezca a sus consejos y doctrinas, ellas conducen a la felicidad,
pues sabias son las palabras de nuestro padre amado.

Te agradezco, Dios mío, por los beneficios
que siempre me has otorgado:
salud y amor, pero sobre todo tu amor padre querido.
Principalmente bendice a mis seres amados y cúbrelos con el manto salvador de tu hijo Jesús.

El camino orientado por tus pasos es bendito,
y la sabiduría que te pido todos los días,
como resultado llega a mis manos con tu santa gracia.

Gracias Padre.

Senderos pacifistas


Éxito bendito, es aquel impreso
en la meta que traza Dios;
con herramientas dignas,
que nos proveyó con su amor.

Inteligencia, honestidad,
amor y verdad;
son las bases de las joyas
que habitan en nuestro mar.

Océano de opciones altruistas
habitan en los óptimos senderos pacifistas.
Certeros caminos que nos conducen
a nuestro padre celestial.

Podrá haber espinas, impedimentos y piedras,
más el amor de Dios amortiguará las penas.
La fe es el baluarte predominante que nos da brillo.
¡El amor de Dios no está en vilo!

El amor de Dios está en nosotros, en nuestro sentir;
habita en nuestra alma y en nuestro corazón.
Exaltemos su luminosidad,
despertando a la conciencia indeleble de la mente.


La luz de Dios

¡Amaneció!
El niño recibe la luz de Dios,
y además se cubre con chispas multicolores,
que bailotean al son del amanecer.

Al ritmo del vaivén de las flores,
en contraste, sostiene en sus manos la grandiosa fe.

EL astro rey lo observa,
sonriente y optimista, su amarilla luz otorga,
Y lo más importante: enviado desde el cielo,
él proyecta su color.
¡En luz esparcida la alegría se desborda!


Jesús nos protege

Espíritus inicuos
ángeles caídos y sin salvación.
Jesús los aleje de nosotros, con su amor.
Con sólo mencionar: Jesús sálvame,
que huyan y no vuelvan jamás.

No nos molesten, no nos perturben,
somos hijos de Dios,
hermanos de Jesús el salvador.
Respeten y aléjense,
la sangre de cristo nos cubre.

Te pedimos perdón, señor Jesús,
que nos sigas protegiendo con tu luz.
Y que tu espíritu santo nos guíe
y a todos nuestros seres amados.

Señor Jesús orientanos,
danos luminosidad.
Oh Jehová no te separes jamás
de tus hijos que huyen del mal.

Los amigos de los niños y adolescentes


Niño o adolescente:
en primer lugar, que tu hablar,
sea digno de imitar.

Ejemplo para tus descendientes
y quienes te rodeen.
Que tus amistades, del mismo modo
sean fundamentos loables,
que por sí solas hablen,
de quien eres tú.

Si deseas leer un buen libro:
en primer lugar, lee el mejor del mundo:
el libro sagrado de Dios,
que te dice como ser el mejor.

La Biblia te muestra como debes actuar;
y a quien en verdad, debes temer.

Si deseas amigos de verdad,
primero observa su actuar.
Que éste no sea desordenado e ilegal,

que su apariencia y faz no sean del mal.
¡Si es así, aléjate ya!

A tu madre y padre siempre escucha,
ellos, después de Dios,
son quienes más te aman
y mejor dirigen tu rol
en la creación.

La vida física es una sola,
vívela en pacificas orlas.
Ignora al ignorante;
se sordo ante su necedad.
Y luego camina avante,
siempre amando de más.

Porque quien actué de forma cruel,
digno de lástima es.
Así que ignora, su pobreza interna,
de alma sucia y azarosa;
oscura y contagiosa.

Aléjate, aléjate.
Aléjate de las malas compañías,
que solo son falsías,
imitando a la amistad.

Si alguien te hace mal,
perdona.
Pues Dios cobrará.

No hay nadie que escape de su ley,
por eso ignorante es,
el que traspasa sus normas y fe.
Confía en Dios en todo momento,
y ante todo , llama a Jesús, su hijo amado,
píde perdón y protección.
Él de inmediato llegará a tu lado.


Las letras



Sube, sube, la escalera,
Baja, baja con cuidado.
Y camina por la acera,
oye bien mi niño amado.

Atento a todo, hay que estar.
Y estar muy bien con Dios.
A los niños aleja de la maldad,
para que estén bien en el amor.

El camino está lleno de aventuras,
de letras, figuras y venturas.
Juega, juega con los amigos,
estamos muy bien contigo.

Porque somos las amigas que te ilustran,
las que tú inteligencia lustran.
Tus luces pequeñitas de alegría.
¡Las letras que lees todos los días!


El camino de la honestidad


¡No te metas a la boca del lobo!
Pues tiene dientes filosos,
no disfrutes sus enojos.

No te metas a la boca del lobo.
Elige el buen camino.
con amor de Dios
y sin embrollos.

Debes optar por los millones de
pensamientos y acciones positivas:
donde el respeto, la honradez y
el temor a Dios se enaltezcan
en tus pensamientos,
cumpliendo así a cabalidad todos los mandamientos.

Alimenta tu espíritu de sabiduría
con la lectura de la Biblia.
Pues, con ella decorarás tus días,
de satisfacción, logros y armonías.

Por lo tanto, rodéate de personas
que te reflejen a ti mismo,
no andes con gente desviada,
hundidas en el abismo,
ellos, sin duda alguna
ya tienen el alma aprisionada.

Encontrarás, la paz y felicidad,
a lado de tus seres amados.
Piensa siempre antes de actuar.
Los actos reflejan a la personalidad.
Y por ende conllevan a situaciones en respuesta.

Por consiguiente,
tus reacciones debes controlarlas,
a fin de obtener satisfacción
por tu propio actuar

En la sociedad
Hay normas y leyes
que debes respetar
en todo momento.


Debes ser siempre respetuoso,
y honesto,
por supuesto, en obediencia.
Primeramente. por la razón
que las leyes de Dios, son sagradas.


Regalo de Dios es el amor


El amor, el amor, el amor.
Sentimiento excelso,sin duda,
la más perfecta esencia,
que nos ha dotado el creador.

No tiene intereses propios,
sólo desea lo mejor.
Danzan sus soliloquios
en la puerta del sol.

El paisaje del edén destila comprensión;
nubes de terciopelo cubren su tez.
Voces musicales se escuchan de él.
Habitante es el amor en su mágica mansión.

El amor, el amor. El amor.
Nos inunda de satisfacción y positivismo,
besos, sonrisas, atención y optimismo.

Son sus vestidos de oro, diamantes y zafiros;
lo más importante:
don de Dios que habita en nuestro corazón,
expandiendo a la paz, la armonía y suspiros.

Además su mirada de perdón, de cariño, y entrega,
recorre al universo extendiendo sus quimeras;
abarcando a los jardines de la humanidad
con luces, compañías y gran felicidad.






No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios. Tus palabras son valiosas gemas.

Vistas a la página totales