Amor adolescente

Amor en la adolescencia: memorias

Del baúl de los recuerdos, amor en la adolescencia, escritos por la autora en esa etapa de la vida, mientras acontecían sus vivencias.


Carta a mi amor adolescente


Carta a mi amor

¡No pensé que el día sería tan gris!
Las horas son dolorosas sin tu presencia.
Y todo se debe a mis tontos celos..

Te amo y sin embargo te ofendo
y te digo palabras hirientes,
que realmente no siento.
Siento deseos de llorar;
pero me contengo; porque tú no éstas
y el dolor está en mi pecho.
Las espinas que atraviesan mi corazón;
son las horas transcurridas sin tu amor...
Y las gotas de lluvia;
son pesadas rocas que golpean mi alma.

No sé porque muchas veces no te comprendo;
pero debes saber que a pesar de todo eres tú;
la luz que ilumina mi vida.


Camino del perfume

En el sendero de las rosas,
camino del perfume.
Camino en que me besas.
Recorro y suspiro su esencia.

Al detenerme, descanso en un pétalo.
Doy un paso, y me lleno de tal complacencia,
que luego me deslizo y me duermo...
En tus brazos.


Flores marchitas

La perdida de tu amor,
ha infringido dolor;
a mi juvenil existencia...

Transfrormando, ya el vivir;
en una senil esencia..,
de flores marchitas;
donde mi corazón clama tu presencia;
a través del mar de mis lágrimas...



Sólo para el amor de mis sueños


¡Te quiero tanto! soy una estrella,
la cual no brilla, si tu no éstas.
Porque eres el sol de mi verdad.
Mi inquietud del amanecer,
luz de mi anochecer.


El que me brinda su diáfana comprensión,
entregándome a su vez su inefable ilusión.
Mi indeleble emoción de amor...
Se refleja también en ti...

Y se desprenden fulgores cual rubí;
complementándose la reciprocidad
del amor completo,
en todos sus aspectos.

Nuestros gustos, nuestros ideales
se enlazan en una sola unión;
el cual pende del lazo de nuestro amor;
que nos complementa por siempre a los dos.


Hoy lo sé

Hoy que sé, que no me has olvidado,
que aún brillo en tu pasado...
Triste es decirlo, pero es verdad,
lo único que se alegra es mi vanidad.


Tus manos

Tus manos varoniles;
fuertes y suaves a la vez;
tocan las mías;
y siento enloquecer.

Al brindarme tu calor;
toca el amanecer.

Rimas de amor

Rimas quiero obsequiarte
Tómalo como objeto de luz
fulgor, amistad y amor.

Resaltando así;
lo que en verdad deseo de ti;
deseo tu comprensión, sinceridad y atención...
Inmensidad de deseos fulgurantes;
demuestran en forma centellante;
la gema de nuestro encuentro.

Con un feliz acierto; del oro vibrante,
de nuestras emociones de inquietud;
!Cual felices canciones de luz!

Verano de amor

El amor es tan bello, en verano!
La brisa corretea a los rayos del ocaso sol...
!Y se incita la claridad,
al abrirse la puerta de tu amor!

!Es tan lindo el amor!
Si no éstas; te espero y pienso en tí.
Si estás; tu corazón me das.
Y las tiernas palabras que brotan de tu alma;
penetran en la mía.

Y tu y yo; somos uno solo;
un sólo ser:

El amor.

Pensamientos

Innumerables pensamientos del pasado;
habitan el jardín de mis lejanos deseos;
melodías olvidadas de aquel amor...

Donde han sobrevivivido restos de ilusión;
que buscan refugio en brazos de la nostalgia.

Los fantasmas de tus recuerdos
Sin tu presencia,
la luz se ha extinguido de mi existencia,
donde sólo habitan los fantasmas
de tus recuerdos.

Pues, aunque cupido me entregó
su más preciadas joyas,
éstas se han perdido
en el mar de mis lágrimas...

Donde día a día;
van muriendo mis sentimientos,
al ser maltratados cruelmente,
con el látigo inexorable de los recuerdos...

Tu mirada

Tu inefable mirada de radiantes destellos de ilusión
los cuales vertiste sobre mí...
Fueron como si gotas de felicidad,
cayeran en el jardín de mis esperanzas.

Donde los ojos de la nostalgia,
se cerraran para siempre,
dando paso a la feliz realidad de los sueños vivos.

Versos cortos sueltos

Busco entre la brisa,
y estás con tu sonrisa.
Siento tu mirada.
¡Y ya estoy enamorada!

Nocturnas ilusiones de amor,
mi alma impregnan de fulgor.
Y mi corazón descansa feliz,
pensando solo en ti.

Quisiera tenerte,
pero la realidad permanece inerte.
Ella sólo aplica, a mis súplicas,
un poco de inspiración,
a mi desesperado corazón.

La voz del amor,
es un canto celestial,
que si la escuchas,
te trastorna de felicidad.

Tu mirada me pregunta,
si estoy enamorada y la
encrucijada de mis deseos,
te responde; no sé, sólo sé
que quiero ser amada.

Tus ojos verdes,
color divino mar,
son para admirar
y tu bello perfil
y labios cual rubí,
conquistan a todas,
incluyéndome a mí.

En el anochecer de mi inspiración,
ésta el amanecer de mis pensamientos,
por ti.

Hoy que sé, que no me has olvidado,
y que sé, que aún brillo en tu pasado,
triste decirlo, pero es verdad,
lo único que se alegra es mi vanidad.

Eres el amor

Eres el amor.
En el mar azul, en el tiempo
infinito de tu eterna ausencia,
de mis lagrimas gastadas, secadas
en el vacío de la nada.

Eres la felicidad
en la fantasía de una tarde
invernal, donde tus besos
sueños, son reales y en un dulce
embeleso, tu cariño me cubre.




©Venus Maritza Hernández

Publicar un comentario

2 Comentarios

Luna ha dicho que…
Maravilloso