Tigre de la selva

Tigre de la selva que reinas imponente



Tigre


La oscura selva cubre al tigre de descanso,
las nubes cuelgan algodones de agua pura.

En la cama de estrellas yace libre y manso,
la hierba lo viste de paz, y verde frescura.

La noche alerta, oculta a la luna discreta
y las aves decoran a la selva con silencios.

La fiera aletargada con la nada discrepa,
sólo la armonía lo rodea sin aspavientos.

Dormita en vigilia el tigre bengala,
no hay valiente que lo perturbe.
La selva lo acoge en su lujosa sala,
sus rayas lo pintan en deslumbre.



Tigre salvaje


El tigre fiero busca comer peces.
Hoy tiene hambre en demasía,
como todos los días.

El feroz felino está sigiloso.
Para que los peces no tengan miedo,
y se acerquen a él sin recelo.

Al rato, caza uno, dos, tres, y cuatro peces.
Degusta el pescado,
como si estuviese asado.

Tal es el hambre del pobre animal.
Que sobrevive en la selva,
sin comer vegetal.

Come carne de otros animales.
Carnívoro es el tigre salvaje.
Sobrevive y come su carne,
el tigre que siempre tiene hambre.



Sueño de tigres en horizontes innatos


¡ Qué miedo!
Desde mis pesadillas, me desvelo.
Brincando sueños,
está el tigre entre la niebla.

Flota y luego camina,
hacia mi.
¡ Qué miedo!

El tigre es enorme,
y sus ojos emiten rayos de luna.

Mirada que causa miedo,
de sus ojos, los destellos.

¡ Cuidado no te has de acercar!
El tigre te puede atacar.

Y contigo buscar consuelo.

Y su hambre saciará sin duda.
Sin darnos oportunidad,
de pedir ayuda.

La verde floresta es el marco de su belleza.
Tigre hambriento ataviado de fiereza.

La tierra fértil, su alfombra grata,
La hierba recién nacida,
su paz y su partida.


Tigre en la tranquilidad de la selva


Un tigre meditabundo está,
absorto en su mundo.
Luego, mira el paisaje pensando en sus rumbos.
Las rayas lo visten de sol,

Además el tigre desempeña su rol.
Pues vigila la selva lejos del melenudo león.
Está satisfecho después de su almuerzo:
un delicioso venado descuidado y atolondrado.

Se duerme un ratito después de los versos,
sueña con los poemas del universo.
Odas que laten en los frutos de los árboles.
Rimas que enaltecen el rugido de su voz.

Estrofas que cuelgan después de la lluvia,
lo ilustran en imágenes con tronos de sol.
Finalmente tranquilo se duerme en la natura.

Debido a la gran satisfacción al comer.
Probablemente luego dormirá mucho,
sin duda soñará con la literatura.

Cabe destacar que el tigre es poeta,
le gustan mucho las letras.
Parece que el tigre está soñando.

Al parecer, mientras ronca, gruñe.
En contraste los otros animales están de fiesta,
y no duermen. La vida está despierta.
Y sin duda alerta.



©Venus Maritza Hernández

Publicar un comentario

0 Comentarios