La niña y el búho son ahora amigos


Había una vez una bebé que le tenía miedo a los búhos. Cada vez que veía uno y lo escuchaba con su uuuuuuu, la bebé lloraba.

La casa donde vivía la bebé era mágica, pues cada día de la semana, traía un encanto. Que hacía ver a quien vivía en esa casa, animales del pasado. Y juguetes de fantasía que hacían a la bebé muy feliz.

La bebé creció y se transformó en una niña de cinco años, quien aún le temía a los búhos. Pero un día cambió todo, la niña conoció a un búho llamado Búhito. Y éste era un niño búho que hacia uuuuuuu.

Así que la niña tuvo miedo y lloró, pero éste al ver que la niña lloraba dejó de cantar, y le dijo:

No temas niña, yo soy un niño búho que sólo le gusta cantar. Por eso te pido que no tengas miedo a mi canto, si quieres te enseño a cantar y así no temerás.

La niña sonrió y se hizo amiga del niño búho. Y aprendió a cantar como su nuevo amiguito.

Desde ese momento, perdió el miedo a los búhos para siempre. Y desde entonces cada vez que escucha cantar a un búho, lo acompaña en su canto, diciendo:

uuuuuu, búho bonito, uuuuu búho, amiguito.


©Venus Maritza Hernández