Los osos del bosque

                          

 

La casita de osos es bonita

 

 

 

 

 

 

La casita de osos

La casita pequeñita,
es bonita y chiquita.
Vive una familia de osos,
muy amables y cariñosos.

Los dos ositos pequeños; Luis y Sam
a la escuela del bosque van.
Van muy aseados, después del baño,
con su uniforme limpio y planchado.
Y lucen bellas y azules zapatillas.
Comienza la clase, la maestra ardilla.

El conejito, el lobito, el pajarito,
el perrito, la tortuguita, el gatito
y muchos más,
acuden a la escuelita para estudiar.
Y todos los animalitos ponen atención,
cuando la maestra dicta la lección.


Un osito en el bosque cambiará su mal comportamiento,
enmendará sus errores.


Los ositos y la miel

Dos osos chicos, querían comer.
El osito más grande fue por la miel.
Pero sin darse cuenta se la bebió toda.
Su hermanito pequeño miró su piel,
y untado estaba el osito con ésta oda.

El osito más pequeño muy enojado está,
esperaba su dulce miel para almorzar,
pero su hermano travieso, lo remediará,
irá a la tienda de osos en la ciudad,
en el auto bonito de su papá.


El conejo perezoso: mascota en verso


El conejito perezoso

El conejito perezoso

Un conejito perezoso,
no quiere estudiar;
dice que el maestro oso,
no sabe explicar.

En sus mentiras de azúcar,
mamá coneja, ya no cree.
¡Y sus orejas de conejo
no paran de crecer!


El bebé conejito Tom

El bebé conejito

El bebé conejito
se llama Tom.
Es muy traviesito,
el pequeño Tom.
Mira su carita,
de diversión.

Suena las maracas,
y hace ruido.
suena, suena, suena,
con mucho tino.

Los hermanos conejos juegan juntos

Los hermanos conejos

Tres conejos hermanitos de color amarillo,
juegan, saltan, con el sol y su brillo.

Con sus orejas de conejos juguetones,
juegan también con los ratones.
Con las aves. con los grillos y los peces,
bailan y se divierten muchas veces.
Rana y conejo son amigos

La rana y el conejo

Chiquitín, chiquitán,
El conejito va a jugar.
Rantan, tan, rantan, tan,
salta la rana, junto a Sam.

Llueven versos,
llueven rimas,
universos y colinas.

Señor conejo mágico

Señor conejo

Desde un paraje mágico
llega el señor conejo.
Sobre un juguete arcaico,
juega mientras me alejo.

Lo veo en la montaña,
suave como las nubes.
con su piel esponjada,
arriba, sube y sube.

Los cuatro conejos blancos

Los cuatro conejos

Cuatro conejos blancos vi,
al lado de un perejil.
el primero estaba de pie,
El segundo estaba acostado,
con las orejas de lado.

El tercero estaba en cuatro patas,
presto a la carrera,
rumbo a la ribera.
Con su zanahoria el cuarto conejo,
miraba a la cámara sorprendido y perplejo.

al lado de un perejil.
el primero estaba de pie,
El segundo estaba acostado,
con las orejas de lado.

El tercero estaba en cuatro patas,
presto a la carrera,
rumbo a la ribera.
Con su zanahoria el cuarto conejo,
miraba a la cámara sorprendido y perplejo.

La televisión y los conejos entretenidos

La televisión y los conejos

Mamá coneja ve el televisor, en el sillón, 
con los niños conejos a su lado,
mientras se cocina el asado.

La película es interesante y de amor.
Trata sobre conejitos de ilusión,
que saltan zanahorias y arbustos.
Juguetes, risas y musgos.


Venus Maritza Hernandez

Reflexión sobre la tolerancia

La tolerancia en nuestras vidas

La tolerancia es como un té calmante

Las riñas o peleas sólo dejan una mala sensación, un mal sabor. Al hablar de riñas o peleas me refiero a las discusiones y también a las agresiones físicas. Discusiones que después de una acalorada batahola, llegan a los puños. Luego del salvajismo… ¿Qué queda? ¿Se obtuvo una sensación satisfactoria? ¿Se logró algo?  ¡Claro que no!

En una discusión, ambos contrincantes de la palabra, defienden con ahínco su punto de vista. Luego de los primeros ataques de compulsivas palabras defendiendo su manera de ver el objeto de la discusión, vienen las ofensas que muchas veces, nada tienen que ver con el tema por el cual se empezó la diferencia, y finalmente como les dije antes, se van a las manos, debido a la falta de algo esencial para la convivencia en la sociedad; la tolerancia.

La tolerancia es como un té calmante que siempre tenemos a nuestra disposición, por medio de nuestro raciocinio. Si razonamos, pensamos mejor las cosas, y cada paso a realizar, o reacción estará palanqueada por varios elementos positivos, como lo son;

El respeto, la confianza en nosotros mismos, y la tolerancia (valga la redundancia).

Cuando confiamos en nosotros mismos, no nos molesta la gran cantidad de opiniones contrarias que puedan existir en contra de nuestro criterio o modo de ver determinado asunto, porque es un hecho que siempre existirán otras visuales, independientemente de que la razón esté o no esté de nuestra parte.

La razón se proyecta a través de dos modos:

Por medio de dogmas visto con los ojos de la religión o sea la visión sabia de Dios; por la vista de los hombres o sea por sus leyes y también por las complejidades de la vida.

 


La tolerancia, cualidad sujeta a la crianza


La tolerancia es una excelente cualidad

La tolerancia en la humanidad

El saber escuchar y tomar en cuenta otras opiniones con relación a un tema sujeto a distintas convicciones, no sólo desarrolla la tolerancia si no, la apreciación de otras facetas que se escapan a la visión del individuo, y por ende, se logra ampliar el concepto con miras a lograr mejores resultados en estudios determinados.

Todas las personas tienen sus criterios formados con relación a su estilo de vida, punto de vista sobre la política de su país, la manera de educar a sus hijos, la forma de comportarse ante los demás (educación, reacción, modales, y otros), y muchos otros conceptos susceptibles a la aprobación o rechazo, además de todos los preceptos y complejidades de los mismos.

Adela Cortina, estudiosa de este tema, dice: "El interés por comprender a otros y por ayudarles a llevar adelante sus proyectos de vida, comprendido lo anterior como un respeto activo, el cual desemboca usualmente en el concepto de solidaridad".

La visión de cada ser humano es distinta ante el mundo que lo rodea (aunque existen muchas percepciones unidas por la simpatía y opiniones en común), todo en base a la forma en que fue educado por sus padres o familiares. Las experiencias y ejemplos por parte de quienes lo orientaron desde la más tierna infancia, además de los factores genéticos, suman una escalera que lo dirigirá ya sea en forma positiva o negativa, en su comportamiento ante los demás, durante toda su existencia.

Como en todo, las limitaciones siempre deben existir, pues todos los extremos son exageraciones, y la tolerancia no es la excepción. "Hay un límite en que la tolerancia deja de ser virtud." Edmund Burke.

La frase de Mahatma Gandhi, se ajusta a una realidad certera: " Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio".

Las acciones del ser humano son los puntos esenciales que desembocarán en una respuesta, ya sea a corto o largo plazo. Como es el caso de aquellos individuos, con sólidos ejemplos morales por parte de sus progenitores, además de una educación plena de amor y comprensión. O con algún humano fallo (divorcio, incomprensión mutua de los padres). En ambas situaciones, han emergido seres humanos excepcionales, para con ellos mismos y los demás. Profesionales o con oficios honestos contribuyentes de una labor digna y apreciada, tales como:

Médicos, ingenieros, biólogos, contadores, cocineros, contratistas, constructores, arquitectos, educadores, chapisteros, ebanistas, y otros.

Artistas de distintas índoles, que aportan con su creatividad: cantantes, actores, escritores, pintores, escultores, y otros.

En cambio aquellos individuos infortunados por sus desviaciones sociales, la gran mayoría han padecido una niñez de carencias afectivas y (o) monetarios, (ninguna clase social es excluyente, porque existen en el mundo, personas de todos los sectores sociales, con comportamientos indeseables) y en respuesta sus conductas son totalmente erradas, pero bajo su visión, es algo normal, pues los impulsa en muchas ocasiones, el odio, el resentimiento y la venganza, ante la vida misma:

Delincuentes, y otros. Estos últimos suelen tener una percepción difusa de sus pensamientos, comportamiento y decisiones ante la sociedad y suelen ser muy intolerantes. (También existen los trastornos mentales que originan malas conductas, y muchos de ellos tienen su origen en traumas surgidos en la infancia) Y los enaltece en demasía la intolerancia ante determinadas situaciones a las que afronta cotidianamente.

"Cuando conozco a alguien no me importa si es blanco, negro, judío o musulmán. Me basta con saber que es un ser humano" Walt Whitman.

Conclusión:

El ser humano enfrenta diariamente a los distintos egos,
con los cuales debe sobrevivir y encontrar un punto clave, el cual es armónico cuando se cohesiona con miras a la obtención de un punto de vista que tenga en cuenta a distintos factores de importancia, como lo son la experimentación, pruebas fehacientes de su veracidad, conveniencia general o ventajas.

©Venus Maritza Hernández

Universo alterno, cuento


Realidad alterna


La noche anterior, había sido la más feliz de todo su matrimonio. La luna se engrandeció cuando un beso los unió apasionadamente y un extraño fulgor despedido por el astro la hizo retraerse al sueño.

―Tengo sueño, no sé porque te estoy viendo casi transparente y opaco, tengo mucho sueño, iré a mi cama.

A la mañana siguiente, una como tantas otras, el reloj natural del sol la ilumina, anunciando su llegada a través de la ventana y percibe su resplandor. Con los ojos cerrados abrazó a su esposo. ¡Es tan feliz! Desde que se casó hace dos años, siente que todo en la vida, es hermoso. 


Él es tan guapo y le gusta muchísimo, desfallece en cada entrega, y además es tan cariñoso y tan comprensivo y cuanto la envidian las vecinas de la barriada, especialmente Laide que tiene un esposo muy feo y nada amoroso. Esa pareja vive en una casa pequeña y tienen problemas económicos. Suspiró reconfortada por su grata y distinta realidad, lo abrazó aun más.

―Me estas asfixiando, no me abraces tanto, Lilia― le respondió una voz desconocida para ella. De inmediato salta de la cama, y con los ojos muy abiertos (el sueño se le había ido como por encanto) observó al hombre que estaba en su cama.

―Esto tiene que ser una broma― pensó.

En su lecho estaba su horrible vecino, esposo de la mujer más envidiosa del lugar.

― ¿Qué hace usted aquí? ¡Salga de mi cama!―le gritó indignada mientras escupía disimuladamente (Lo había besado pensando que era su adonis).

― ¿Lilia que te sucede? Ya deja las bromas, tenemos que ir a trabajar.

En esos momentos se da cuenta que no es su casa. ¿Qué hacía en esa casa tan fea y tan pobre?

―Ya está bien. No sé qué ha sucedido. Esta broma no es nada agradable, señor. No puedo creer que José adonis, me haya hecho esta clase de broma, es muy desagradable.

― ¿Qué es lo que te pasa Lilia? Ah ya sé, tendré que llevarte nuevamente al médico. Eres mi bellísima esposa, la que fue mi novia desde la universidad, cuando logré alejarte de los brazos del idiota de José adonis. ¿Te recuerdas? Él era tu rendido novio, el que te ofrecía todo. Pero yo me las ingenié para hacerte creer que te era infiel, y tú me creíste, ¿Sabes? era mentira, pero valió la pena mi amor. Nos amamos mi muñeca, si se borró de tu memoria que te casaste conmigo, no con José adonis, será mejor que recuerdes. Sonrió, mientras mostraba su espantosa sonrisa de cuervo. Acto seguido Lilia Salió gritando de la casa.

― Noooo―gritó Lilia mientras caía desmayada.

Al rato despierta y lo primero que piensa es, que todo fue una pesadilla, pero cuando ve a su alrededor, observa el mismo entorno extraño. Como alucinada, se levanta y recorre la barriada, hasta llegar a una enorme casona, donde dos relucientes autos están estacionados. Ve a José Adonis, quien la observa (un tanto extrañado, (Ella está vestida con una bata de dormir.) y la saluda. Ella corre hacia él y lo abraza.

―José adonis, no sabes el susto que he tenido, ¿Por qué me hiciste esa broma, mi amor? No hagas eso más, me puedes enloquecer.

―Lilia que te sucede, estás temblando. --le respondió mientras le sonreía con su cautivador semblante.

En esos momentos aparece la vecina. Laide esposa del feo, con el cual había despertado.

―Tú, tú, tú fuiste la de todo el plan. ¿Cómo pudieron hacerme esto?―le gritó mientras apuntaba con el dedo a Laide.

Laide lucía un bello vestido. Jamás la había visto tan bien. Se veía feliz.

― ¿Otra vez José adonis?― respondió Laide como quien habla al viento. Ya estoy un poco hastiada de esto. Vámonos ya, y suelta a esa loca de una vez por todas. No me da celos, si no lástima, a esa pobre mujer debieran ya recluirla en un sanatorio. Enloquecer por un hombre no es admisible, se volvió loca por ti, cuando luego de abandonarte, me quitó a mi novio y luego tú y yo, comenzamos a salir juntos por despecho, pero luego nos enamoramos, mi cielo. Al parecer no lo gustó mucho el hecho de que tú, te casaras conmigo y mi ex novio con ella.

―Por temporadas ella luce normal. y él la quiere bastante, pues la acepta así ― contestó José adonis, alejándose de Lilia.

―Pero mira su aspecto, está cada día peor, pobrecita―concluyó él.

―Pues cuidado, que aún estás enamorado de ella.

― ¡No, mi vida, como se te ocurre! Te amo a ti―exclamó, mientras la besaba en los labios.

― ¿Qué es esto, Dios mío? ¿Acaso me volví loca? —Nooo― salió gritando por las calles, mientras José adonis y Laide se alejaban abrazados en uno de sus autos. Todos los vecinos la miraban con lástima.

“Los locos no están locos. Algunos son personas que han vivido realidades alternas, y luego en esta dimensión, sienten todo cambiado, le hacen falta cosas, objetos y hasta un marido o mujer, todo lo ven transformado antes sus ojos”.

©Venus Maritza Hernández

Tempestad del amor espacial y terrestre


La tormenta de amor

 










 La tormenta

Se hace presente la electricidad,
electrocutando conceptos.
llueven lluvias de colores inexistentes...
Un rayo de júbilo centellea en millones de corazones.
Los deseos versan al aire...

La tormenta está iracunda,
su voz resuena en las nubes.
Los pajarillos guardan el silencio,
dentro de sus nidos.

Y las rimas rizan cada palabra
emergida del cielo.
La lluvia de colores,
parece un arcoiris, pero no lo es.
Su caída estrepitosa
emite delirantes prosas.

La dimensión alterna del olvido

Hoy me levanté eliminando historias...
Historias largas plenas de farsas y mentiras.
Empaqueto éstas experiencias para enviarlas
a la dimensión alterna del olvido.

En ese espacio, quedaron tus chats del whatsapp,
tus supuestas frases de amor,
y tus fotos.

Adiós en el plano del fingido amor,
adiós, porque el vacío lo incentivaste.
¿Qué pierdo? nada, pues el amor nunca existió.

El amor real o surrealista

El amor de antes era real,
el amor de ahora es banal.
El amor distante era escaso, pues no existía el Internet,
ni el whatsapp. Por lo tanto el amor cercano era el adecuado,
y hoy también lo es.

Algunos espíritus escondidos
prefieren alternar con almas sin cuerpo.
Jugar con las mentes, con nuestras mentes.
Es decir jugamos con nuestros pensamientos y deseos,
los nuestros y los de la persona al otro lado del mundo.
Es fantástico, pero surrealista.

Otras veces, ese amor se ha convertido
en una bella realidad, 
o al menos en una vida normal de pareja,
con virtudes y defectos de todas índoles.

El encuentro fantasmagórico es fascinante,
pero luego de vivir en las nubes, sueños y fantasías,
algunos días.
Pues, se torna un poco aburrido,
no hay tacto, ni besos, ni perfume atrayente.
En esa fase debe ocurrir el encuentro real y físico.
Si no acontece, entonces el amor fallece.

©Venus Maritza Hernández

El lobo: su hogar es la naturaleza


El lobo habita en la naturaleza verde y se desenvuelve en grupos de jerarquía llamados manadas cuyos líderes son un lobo macho y una loba hembra.

Lobo en la naturaleza



Lobo en la noche

Un lobo aúlla a la luna de oro.
sus rayos emiten dorados reflejos.
Los cantos, joyas y tesoros.
disgregan su efecto en los cielos.

La esfera ilumina a la noche nocturna,
las aves perciben la magia del sol,
que duerme feliz en su paz taciturna,
otorgando su luz a su hermana de amor.

Reflejos obsequia a la luna distante,
lámpara de sueños y magias de globos.

Sol de belleza y voz palpitante,
no cesa su vida de juegos y modos.



Lobo gris en el monte

Lobo gris 

Desde la verde espesura del monte,
el osado lobo gris emerge silente.
Cerca de los ríos y el horizonte,
sale a recrearse con el sol poniente.

Corre ágil sobre la frondosa naturaleza,
y sacia su sed en el agua burbujeante.
Lobo gris que reluce su realeza,
con el líquido vital y espumante.

Su piel común brilla y aparenta,
cubierto de gris inocencia.
Se desliza por las frondosas llanuras
y llega a las soleadas praderas.

El cortinaje del bosque lo encandila,
y una piedra blanca es su monumento.
Sale el valiente gris de su guarida,
presuroso, a buscar su alimento.

El lobo azul vive en la montaña

El lobo azul 

El lobo azul está en la montaña,
canta al paisaje,
y da mensajes por las mañanas.

El líder azul camina sobre las rocas,
y se escucha un aullido que se desboca.
En cada latido de naturaleza,
el pasto verde emite su tibieza.



Luna, sol y lobo en la verde naturaleza

Luna, sol y lobo

El lobo pinta un contraste en la naturaleza
debido a los sonidos que proporciona
al entorno mágico del bosque y de las montañas.

La luna proyecta su luz a los árboles,
probablemente sea a que ambos
se originan de la utopía del sol.

En primer lugar, lobo, sol y luna,
son aliados, parece que la amistad
siempre perdurará en los parajes,
a causa de las energías positivas,
como el amor y la amistad.

Cualquiera de los tres decidirá
si la lámpara del bosque mágico se encenderá.
iluminando cada origen de vida y sonido
proveniente del boscaje verde.

Además existen otros animales secretos,
que también ayudan a encender la magia oculta,
la cual es otra manifestación de color azul.
No como la magia original, que como resultado
de la amistad con la madre naturaleza.
Su tono preponderante es verde.

Las hojas de los árboles brillan por la razón
que nace y renace a cada instante:
los deseos de vivir con intensidad,
para cumplir los objetivos encomendados
por las alturas, que es orientar a los otros seres
que habitan en éste sitio fantástico,
donde la magia nunca perecerá.

Mientras las luciérnagas iluminan el camino
 hacia luz verdadera de los sueños que flotan,
en la excelente dirección ejercida 
por los tres líderes del boscaje mágico;
luna, sol y lobo.

Finalmente la madre naturaleza,
conversó con luna, sol y lobo,
porque ya era hora de establecer
un trono dedicado a ella.

Para que su aliento no se apagara
a causa de los estragos ocurridos
en su existencia fructífera,
pero agredida por seres insanos.
que ensucian los ríos, talan los árboles,
y contaminan los mares y el cielo:
el cual es su manto azul.

El trono dedicado
estará dando ánimos
a los tristes pensamientos,
de la madre tierra,
que levitan en los ríos, en la brisa,
en los bosques y en todo el globo terráqueo.

La fe seguirá del mismo modo optimista,
y por ende todo estará bien,
igual que las otras cualidades de luna, sol y lobo.

Gracias a Dios:
las metas de luz y vida, seguirán reinando junto
a la apreciada madre tierra, quien siempre viste de verdad, al igual que la luz que proporciona al boscaje fantástico, donde la magia como resultado, siempre reinará.

©Venus Maritza Hernández

Almas que levitan: paranormal


Una reflexión de experiencias paranormales sobre las almas que levitan

Almas que levitan entre sombras

Fantasmas y espíritus que flotan

¿Sabían que he visto fantasmas y espíritus, muchas veces en mi vida? Las almas que levitan, las he visto, por ende me inspiran a escribir no sólo poemas sino cuentos y relatos, basados muchos de esos escritos en historias verídicas, otros relatos se derivan de la musa inspiradora o telepática de éstas almas.

Cuando los he visto, se proyectan de distintas formas, porque son variables. Hay fantasmas blancos, que dejan ver su peri espíritu, éstos fueron personas, y su transitar es breve, pues pronto se elevan. Por otro lado están las sombras oscuras provenientes del oponente de Dios y la visión es clara, no así su rostro, el cual es la mayoría de las veces nebuloso.

Hay muchos más eventos paranormales que detallo en mis libros y otras publicaciones. Sé que existe el escepticismo, y los creyentes en éstos eventos. Considero que los escépticos nunca han visto a éstos espíritus, y los que creen en éstos eventos , es porque han tenido experiencias paranormales en sus vidas y escuchado o visto éstos sucesos.



Miedo a las almas que levitan

Me pregunto: ¿Porqué temeremos tanto a los fantasmas? Me refiero exactamente a los de seres cercanos, como amigos y familiares. Se han despojado de su cuerpo, pero su espíritu sigue siendo el mismo. Todos somos espíritus vestidos con un cuerpo. Y los fantasmas de gente extraña...


Bueno, es igual cuando nos encontramos con gente extraña, no sabemos como son en realidad, y debiera ser igual, pero no, el pánico se acentúa aún más si el espectro es desconocido.

Quizás se deba a que no estamos seguros de que sean espíritus humanos, tememos que sean imitaciones provenientes del mal, o sea del ángel caído. Pues se ha comprobado que toman también la forma corpórea de un ser vivo, y entonces se conjetura que pueden ser ellos, los demonios haciéndose pasar por seres del más allá. Porque el otro mundo existe, pero es sólo una de muchos espacios alternos existentes donde las almas levitan.


Vida, cuerpo y espíritu


Entre mis experiencias personales paranormales,(La cual aún se acentúa, pues sigo teniendo nuevas vivencias paranormales) y por los muchos testimonios que leo y veo en Youtube. He llegado a la conclusión de que la vida después de la vida, continua en otros planos, variables y enigmáticos.

Según algunos estudiosos los nuevos descarnados, salen sutilmente de su corporeidad y luego ascienden a la luz. O se quedan por un tiempo como almas que levitan. En un lapso de tiempo corto prolongado en el plano de los vivos.

Los que eligen quedarse indefinidamente, o no lo eligen, pero igual permanecen vagando. Pudiera ser por temor, o porque no desean continuar. Pues, éstos fantasmas no saben que les espera al proseguir el camino a la luz. Éstos fantasmas o almas que levitan, eligen estar en lugares físicos. En alguna casa en particular o en un bosque. O el lugar donde provocaron su propia muerte ( Caso de los suicidas).

En caso de ser personas pecadoras sin arrepentimiento y llenos de odio, aquel mundo alterno espiritual, tiene un escalafón que conduce a las realidades verídicas de la vida misma. La cual reside en lo intangible. Lo corpóreo es insustancial y sin valor pero si respetable, a nivel espiritual. Pues repercute en todos nuestros actos.

Debemos respetar nuestro cuerpo, a fin de que exista una concordancia benigna a nuestro espíritu. Es beneficioso para la relación con el supremo creador de la vida y el universo. Porque el destino de nuestro espíritu dependerá de como nos comportemos en la vida.

©Venus Maritza Hernández




Gato curioso con otros animales

El gato curioso tiene muchos amigos animalitos distintos a él
Gato con otros animales amigos







Gato con otros animales

El gato con otros animales, juega con ellos. 
En el patio , en el bosque, o en la habitación:
Conejo, ardilla, perro, mariposa y girasol.
 

De alas muy costosas, la mariposa vuela
tiene mucho fulgor, como el sol.
El gato curioso juega con algunos animales,
pero a otros les tiene temor.



El gato y el pez

El gato y el pez

El gatito mira el pez, muchas veces.
¿Se lo querrá comer?
No.Sólo lo quiere ver.
Lo mira nadar y nadar,l
o ve a través del cristal.




Un gato se perdió por un rato

Un gato se perdió por un rato


Un gato se perdió por un rato.
Volvió entre brincos y sobresaltos...
Pero al rato, vuelve y se perdió por un rato.

Un gato se perdió por un rato.
Apareció, maulló y su comida pidió.
Le di su ración y se la comió,
pero al rato, vuelve y se perdió por un rato.

Un gato se perdió por un rato.
Tras muchos días de ausencia
de nuevo apareció.
Lo recibí con indiferencia,
y su comida se comió.

Más de nuevo al rato,
nuevamente se perdió por un rato.
Pasan días, pasan horas,
y ya el gato no volvió.

Quiero verlo nuevamente,
para decir felizmente;
"Que un gato ingrato
se perdió sólo por un rato".



Gato y mariposa

Gato y mariposa

El gatito tiene una amiga nueva,
una bella mariposa que vuela.
Y le relata sobre sus aventuras,
cuando voló hacia las alturas.

Paseó con otras mariposas
de luces y albor,
con alas muy hermosas
de tono multicolor.

Mariposita, mariposa,
vamos al jardín de rosas
a visitar el grillo parlanchín
le dice el gatito Gatín.

En vuelos y corridas,
visitan a su amigo,
tomando la avenida,
de los trigos.
Gato, mariposa y grillo,
se despiden cenando millo.

¡Hasta mañana!
Se dicen uno al otro,
mientras salen en alboroto.
Volando y corriendo,
jugando y saltando.



Peluches

Peluches 

Patito, ranita, y jirafita,
gatito, y ratoncito.
¡Van a jugar en el diván!
Los animales amiguitos.
Patito, ranita, y jirafita,
gatito, y ratoncito.



La caja de los juegos

El perro y el gatito, 
La tortuga, el pajarito,
con la caja vacía quieren jugar.
 
Un nuevo mundo se abrirá.

Con la diversión e imaginación...
¡La caja es una gran mansión!
O dentro hay un mundo juguetón,
donde abundan los juegos mecánicos,
y los globos aerostáticos.



Palabras de un gato

Palabras de un gato

Capitán y yo somos grandes amigos.

Ese dicho popular : 
"Se llevan como perro y gato" es positivo.

En nuestra opinión, ese refrán quiere decir:
que se tienen mucho afecto y que además se respetan.

Esperamos que todos los humanos tengan buena amistad, como Capitán y yo.


Gatito y perrín

Gatito y perrín

Gatito mimoso, abraza a perrín. 
Son amigos desde que nacieron.
¡Gatito y perrin! ¡ Gatito y perrín!
Vengan a mí.
 

Gatito y perrín, chiquitos y gordos;
gordito y perrín ¿Acaso son tontos?

¡Gatito, gatito ven! Vamos a jugar.
¡Sólo tengo tres años ! ¡ Y ya quiero llorar!
¿Acaso no me quieren ya?

Gatito y perrín abrazan al niño,
no quieren que llore,
y le dan su cariño.



Perro y gato en la casa

Perro y gato en la casa

El perrito dice: guau, guau, guau, 
y el gatito dice: miau, miau, miau.
Comen y toman mucha agua,
y si se lastiman dicen au, au, au.

El gatito y el perrito son laboriosos.
No son de peluche, son de verdad,
viven en el hogar, y les gusta jugar.

Perrito y gatito son amistosos.
Perrito guau,guau, guau,
gatito miau, miau, miau.

Los niños les aman,
y por las noches trabajan.
El gato gordito, ratones caza
¡Y el perrito vigila la casa!



El perrito y el gatito                                          


El perrito y el gatito


Perrito y gatito atentos, 
miran traviesos.
se imaginan en el mar,
pero no es verdad.
¡Gatito, gatito, Juega con perrito,
degustan un verso de miel! 

El azúcar cubre al patio de luces,
y encanto de juegos y cabriolas.
Se caen de bruces,
traviesos, perro y gato
se imaginan en la hierba con las olas.



Mis dos gatitos

Mis dos gatitos

Gato Roco y chiquitín,
juegan y juegan;
se encaraman uno al otro,
se muerden y pisotean,
cual chispas de alborozo.

Cual chispas de alborozo;
gato Roco y chiquitín,
se encaraman uno al otro,
bolas de pelo de arlequín;
gato Roco y chiquitín.

Bolas de algodón;
ruedan brincando por doquier,
comidita de a montón;
comen y comen de una vez.

Gato flaco y gato gordo


Gato flaco y gato gordo

Tengo dos gatitos tiernos,
gato flaco y gato gordo.
El amarillo se escurre en sus pelajes
y una franja blanca se dibuja 
sobre el lomo del gordo.

Maúllan insistentes 
y mi paciencia se ennegrece.
¿Cuántas veces los alimento? 
Dos, tres , cuatro y quizás más 
y ellos siguen hambrientos 
mau, miau, mau.


©Venus Maritza Hernández

Infancia feliz: etapa de la vida


La infancia feliz

La infancia feliz para todos

La infancia feliz es sólo una,
disfruten esta etapa,
feliz como ninguna.

Atrapen a la imaginación,
con sus tonos de fulgor.
El atardecer es mágico con sus misterios.
Allá están los niños y su imperio.

El amanecer despide rayos de amor y juegos.
Y el anochecer está lleno de imágenes con destellos.

Todo es luminoso, y todo es descubierto,
en las letras, en la luz, en la oscuridad,
y en la felicidad familiar.


Las emociones de la infancia

Etapa de la infancia feliz

Vestido blanco de papel crespón,
danzarina niña de la ilusión.
Suspiros melódicos en pasos de baile,
que ejecutan las piernas infantiles,
en movimientos gráciles movibles.

En el cielo burbujean las visiones de colores,
es la infancia que muestra su prestancia.
Las preguntas danzan y llegan a las mamás,
que responden en corazones de amor.

El sol destella esa luz inolvidable y fulgurante,
que sólo nace en esa etapa de descubrimientos y alegrías.
Deseamos aprender, conocer y vivir felices rodeados
de amor, comprensión, abrazos, cariños de nuestros padres.

Los juegos de la escuelita son deslumbrantes,
Y los premios para las niñas: muñecas,
juegos de té y mucho más.
Para los niños: carritos, pelotas, trenes y otros.

Jugar con amigos de la misma edad, es fascinante.
En el patio familiar, bajo los chorros de agua lluviosa,
diamantes derretidos sobre la piel infantil,
que luce su frescura de hierba y sol en estreno.
Por siempre en la niñez

Por siempre

En la infancia feliz,
la niña corre con los globos
de la fiesta del ayer.
Recorre los caminos de hierba y tierra.
Los colores se enaltecen,
y los recuerdos llueven.

Nostalgias venideras se prensan
a los versos que se asoman
del claro oscuro de los bosques.

El cielo se despeja de los tiempos,
de los siglos y de los eventos.
Sólo la brisa veraniega viste
a las horas presentes por siempre,
en la niñez del espíritu y los recuerdos…

La inocencia no escapa
y la fantasía se extasía,
decorando a los poemas de la infancia.

©Venus Maritza Hernández

Caballero y sirena: un paseo por el mar


Caballero y sirena recorren el océano mágico

Caballero y sirena y un paseo por el mar


Caballero y sirena


Poseo poderes mágicos conferidos;
por las experiencias esparcidas en la arena del cielo.
¡Arena que recojo con mis manos en vuelos!;
guardándolas en espacios secretos y escondidos.

Puedo flotar a voluntad y viajar hasta la alborada.
Recorrer el paraíso de los matices y placeres.
Puedo transformar sentimientos en oro y diamantes,
si beso las olas que el aura del mar, trae desde el oasis distante.

Puedo también embrujar las mentes de los amantes,
y convertir sus emociones de fuego en notas delirantes.
Tengo la facultad también de proyectarme en su mente,
¡Si, usted mismo! Sólo cierre los ojos y concéntrese.
Me verá surgir del océano; sirena, pensativa y consiente;

Sea quien sea, tome mis manos y vamos, acérquese.
Preferiblemente, espero que sea hombre,
si es mujer, tome de las manos al poeta tritón;
que esta a mi lado, en ese sillón.
Él la conducirá a las profundidades del océano certero,
mientras yo sigo con usted caballero.

Tomados de las manos nos adentramos
a la ciudad del mar y de la arena;
Vemos a nuestro lado miles de tritones y sirenas.
Vemos también al tritón con nuestra amiga lectora.
Le invitaré algo. ¡Espere, no se vaya, un momento!


¿Desea una copa de escarmiento?

Venga, mire esos camarones, son amigos míos,
ojalá sobrevivan cuando respiren en el río.

Mire más allá, las pobres tortugas indigentes,
ellas se están extinguiendo a causa de la gente.
Ahora subamos momentáneamente a las rocas de los pensamientos.

Quiero contemplar a la iguana y a su descendencia.
Son también víctimas de la inconsciencia generalizada;
su hábitat está destruido, casi en la indigencia.
Devastan a las especies que yacen atribuladas.

Ahora bajemos nuevamente, abajo están los peces contaminados.
Ayer dejaron caer petróleo en nuestro hermoso mar plateado.
¡No se asuste! Miles de peces parecen yertos,
Pero sus espíritus, siguen vivos en el cielo nuestro;

El alma marina vigila desde arriba…

©Venus Maritza Hernández

Romance roto: glacial de amor


Romance terminado

Romance roto del corazón

Fue muy bello lo que sentí por ti,
ese amor puro, lo extraño,

no se si aún te amo,
no sé,
una alud cayó sobre mí,
en tu ausencia,
no sé...

Si temo que mi corazón
lo rompas nuevamente,
y la coraza de hielo,
se derrita ante tu calor,
ante tu alma errante.

Impasibles están los sentimientos,
en estos momentos,
en el que trato de evocar
aquel sentimiento grandioso.

Siento en estos instantes
que mi corazón,
tiene voluntad propia.
porque intento revivirlo,
pero esta inerte, congelado,
y frío.

No sé que hacer,
pues aún me gustas mucho.
El fuego del romance está
apagado, aletargado.

El romance está roto.
Y los suspiros renacen,
ante la pantalla del recuerdo.

Glacial de amor

De nada sirven, los recuerdos,
de nada sirven las señales,
si ya expiraron los latidos de las letras.
La tenue alfombra decora un espacio inexistente...
Su delgada esencia se deshace sobre un océano incoloro.


Impasibles, y fríos están aquellos sentimientos antiguos,
que antes fueron fuego.
Evolucionaron en el blanco vacío de un silencio
que se prolonga en la lejanía de una era glacial.

Cero


Un gran vacío percibe la vida...
No está la luz grandiosa,
ni el sol destellante de calor,
no están las dulces dádivas,
de tu existencia de albor.
Desintegradas las horas,
en cero, en nada.

Oasis mental de un romance roto

Y preferí quedarme en el silencio,
no entendía nada, nada.
Sólo sabía que no estabas.

La simpleza de esta reflexión,
me hizo recapacitar,
para no verter más,
el invierno sobre mi alma.

Y rescatar la luz que luminosa,
diluía su encanto y su carisma,
proveniente de Dios.

Al final
Me quedé con tu voz,
tus misterios,
y tu amor,
para luego disfrutar
tu compañía que
acaecía nuevamente
en mi oasis mental.

©Venus Maritza Hernández

La mujer gótica en la noche




Mujer gótica en las sombras

Con la sombrilla oscura, 
cubro las emociones negras. 
Me deleito en el terror,
en el misterio mordaz, 
de los espectros que me rodean. 

Suspiro sombras fantasmales 
de emotivas experiencias dimensionales. 
Percibo lúcida a las almas errantes, 
y a los seres de luz. 
Los enfrento sin miedo, 
sin temor, sin pavor. 

Pero se esfuman, desaparecen,
para luego regresar, 
e interactuar con sus voces 
en ecos de sentimientos.

La manzana pecadora es roja

La manzana pecadora

Te invito a degustar
ésta manzana pecadora.
Roja como la pasión desenfrenada
de la sangre delatora.

Caballero de mis sueños irreales,
ven y cúbrete de mi oscura sombra.
Te librará del sol infernal,
y su calor de insoportables realidades.

Roja como la piel desgarrada,
roja como las fresas colgantes,
es mi manzana del pecado.
Comámosla mi amor.
Deleitate en el fuego de mi piel.


La oscura y el sol

Oscuridad y sol

La oscura y el sol
Labios negros,
carmín pálido.
Tez blanquecina,
cabellos negros.

Me cubre la neblina,
pero voy hacia la luz.
Se ocultan los cuervos,
vengo a plenitud.

Lunas y astros abatidos,
sola prefiero estar,
con mis fantasmas preferidos.
Vago en sus mundos,
de negrura y de sombras.

Vuelo hacia el sol,
cuando nadie lo denota.
Y cuando lo deseo,
me oculto en la noche.

Camino en mis calles,
y floto en mis nubes.
Visto de negro,
en las noches sin lumbre.

Me visto de luz,
en los días venideros.
Somnolienta siempre,
desde el sol a enero.

Venus Maritza Hernández