Adivina quien soy: poemas olvidados

Adivina quien soy, en éste mundo de letras.


Adivina quien soy 

Soy una sombra,
escondida estoy,
adivina quien soy.

El nombre que muestro,
ese no es.
Mi nombre es otro,
que no mostraré.

Soy una escritora,
de este portal.
Adivina quien soy,
poeta inmortal.

Tengo una historia,
que conocen ya,
no quiero aburrirlos,
y me alterno más.

Soy una rima,
soy una voz,
soy la artemisa,
que jamás volvió.


Soy quien soy


Detrás del sinuoso mar,
observo el difuso reflejo
de quien no soy,
de quien no fui,
y de quien soy.

Soy una historia sumada
a cada ola marina.
Enrollada en cuentos y rimas,
suspiro la sal del mar verdoso.
Verso a los caracoles y a las islas.

Las islas... Fascinante
el ermitaño efecto de su soledad.
Las palmeras se mecen en su variedad.
Ofrecen su agua dulce,
invitan al manjar de su comida blanca.

Soy quien soy,
no soy quien no quiero ser.
Soy así, mírame.
Y me gusta ser yo misma.
Acostarme en ocasiones,
sobre el vapor de los sueños.

Y viajar a mundos variados,
de facetas gratas y cómodas.

Respirar agua,
beber la brisa de la vida.
Parlar con los fantasmas,
enmohecidos por los recuerdos.



Publicar un comentario

0 Comentarios